Islas en la Red

14.5.05

Keitai tanka

Estaba esperando la noticia. Me parecía más probable con el haiku (más corto, más adecuado a las pequeñas pantallas), pero era previsible que ocurriera. No hay que olvidar que también a través de los teléfonos móviles se han publicado novelas especialmente escritas para este nuevo medio. De lo de los tankas en el móvil me enteré gracias a Pedro Jorge Romero. Lo interesante es el debate que parece haberse abierto: ¿Son verdaderos tankas estos poemas para ser leídos, para ser distribuidos por teléfono móvil? ¿Responden a la milenaria tradición japonesa, o es "junk poetry", poesía de usar y tirar? ¿Es el medio el que determina la altura de un poema? ¿Es más digno un poema por estar escrito en un hermoso pliego de papel de arroz o en un libro de bonitas tapas que si su lectura se realiza en la pantalla de un móvil, de una PDA o del ordenador? Una vez más, la generación que se ha criado en la eclosión de los medios digitales, encuentran alternativas sorprendentes y novedosas para utilizarlos de maneras inesperadas por parte de quienes diseñaron y fabricaron los aparatos, lo que en sí mismo es ya un hecho, en cierto modo, revolucionario, poético. En este caso, además, enlazando tradición con rabiosa modernidad. habrá que estar atentos.

Mientras, aprovecho para reproducir tres de los Ocho Tankas Oscuros, de Ernesto Suárez, publicados en 1996, en Ediciones San Roque. No sé si responden a la tradición de lo que un tanka deba ser más allá de su organización estrófica (cinco versos de 5-7-5-7-7 sílabas) pero su rabioso y tenso erotismo pone los pelos de punta:


El arañazo
marca rojo la espalda

ideograma
escritura salvaje

luz al lienzo de la piel

---

Lamer la sangre
que de ti mana oscura

beberte en llamas
dulce ardentía fiebre

Vida cuando la muerte

---

Ensalívame

venga de ti el alivio
como la nieve

y que de tu lengua al fin
también nazca otro alba


4 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

<< Home