Islas en la Red

16.5.04

Todos somos extranjeros (Cádiz, mayo 2004)

"Ignoramos el nacionalismo idolatra. Amamos todos los países. Todos somos extranjeros. Las lenguas, los tipos étnicos, nada cambia nuestra condición humana de exilados en el mundo: la patria está en otra parte... Allá, donde las fronteras están abolidas; allá donde han sido alcanzados los fines dignos de la humanidad entera.

¿Cosmopolitas? No: es demasiado lujo. ¿Universales? No: demasiado culto. ¿Humanistas? No: demasiado científico. ¿Ciudadanos del mundo? Eso deseamos. No está permitido.

Somos todos extranjeros... con pasaportes falsos. Tenemos un ghetto: la tierra. Sin embargo la tierra es nuestra.

Desde los tiempos bíblicos, desde Job hasta Charlot, aquel que ha venido a vivir sobre la tierra no tiene patria, salvo la tierra misma. El hombre es el soldado de la humanidad y su única arma es su grito ante el universo, grito ahogado por sus fanfarrias, los himnos, los cañones.

Somos todos extranjeros. El hombre es en primer lugar el indígena de la tierra; después, y al mismo tiempo, el hombre a secas, el Extranjero. Es el campesino sin tierra de la Humanidad.

Somos todos extranjeros de un modo carnal. Somos todos carnales de un modo fraternal. Somos todos fraternales en una sola mirada. Mas para ello, es necesario que todos nos miremos como extranjeros.


Carlos Edmundo de Ory
Descubierto en el tríptico sobre la exposición Ningún lugar de Luis Quintero.


Carlos Edmundo de Ory


6 Comments:

Publicar un comentario en la entrada

<< Home